2 – 6 personas
    60 minutos

BANDIDOS

Durante el siglo XIX, en la época de la colonización de Viejo Oeste estadounidense, surgieron varios delincuentes que escapaban de la ley y cometían todo tipo de desmanes, aunque la gente los consideraba héroes populares. Por vosotros se ofrecían cuantiosas recompensas, tarde o temprano os iban a coger…

Ahora habéis sido encerrados en la comisaria del Sheriff de Rich Hill y seréis juzgados en 60 minutos…

Todo parece indicar que será el peor día de vuestras vidas, aunque inesperadamente todo está a punto de dar un giro inesperado. El Sheriff, después de encerraros, se ha ausentado durante un rato; en este momento entra en escena un extraño personaje, un misterioso hombre, preso en la celda de al lado, el cual os revelará un secreto que puede cambiar vuestras vidas. Es vuestra oportunidad, ¡aprovechadla!

Las puertas se cerraran durante 60 minutos. Si superáis el reto antes de que se termine el tiempo ¡habréis ganado! Si no lo lográis a tiempo, el juego se acabará y le controlador de la actividad vendrá a buscaros.

Tendréis derecho a cantidad ilimitada de pistas, estas solo se darán en caso de bloqueo del grupo, cuando no se encuentre la manera de seguir avanzando y para que la actividad sea fluida.

Examinad bien las salas y trabajad en equipo. Comunicad al grupo todo lo que vayáis encontrando y ponerlo en común. Adivinad por donde hay que comenzar y haced una cadena lógica con las pistas y cifrados que encontraréis. A veces algunas tareas serán imposibles de realizar por una sola persona.

Todo lo que tiene que abrirse, se abrirá sin la aplicación de la fuerza física. Por favor, ser respetuosos con los objetos y con los decorados de las salas, no rompáis y no os llevéis nada de las instalaciones.

No se permite la entrada de teléfonos móviles o cámaras dentro de las habitaciones. Para superar el reto, solo se necesitan los objetos que hay dentro las salas y vuestra capacidad de deducción.

Los organizadores se reservan el derecho de admisión en la participación de la actividad, tanto a clientes individuales como a la totalidad del equipo, en el caso que se detecte consumo de drogas, alcohol o alguna conducta fuera de lugar.